Charles Tilly realiza un análisis innovador de los movimientos de masas surgidos en el mundo contemporáneo

Charles Tilly sintetiza en este libro su profusa obra de estudio sobre los movimientos de masas, cuya evolución abarca desde sus orígenes en las protestas populares de la Gran Bretaña del siglo XVIII hasta los cambios que los medios de comunicación están introduciendo en el siglo XXI.
TILLY, Charles & WOOD, Lesley J., Los movimientos sociales, 1768-2008. Desde sus orígenes a Facebook, Crítica, Barcelona, 2010, 368 páginas.

Charles Tilly, (Chicago, Estados Unidos, 1929) ha sido una de las figuras más destacadas en el panorama historiográfico de las últimas décadas. Como uno de los sociólogos históricos con mayor prestigio internacional, abrió nuevas formas y horizontes de investigación gracias a su esfuerzo por probar el andamiaje epistemológico que une la sociología con la Historia. Su enorme obra intelectual terminó con esta segunda edición de Los movimientos sociales, 1768-2008. Desde sus orígenes a Facebook, que tuvo que ser finalizada por su compañera Lesley J. Wood.

El libro, nacido tras la noticia de su cáncer linfático, fue publicado en su primera edición en el año 2004. Tilly, a través de esta publicación, trata de responder una serie de preguntas fundamentales surgidas tras más de medio siglo estudiando las reivindicaciones colectivas: «¿Por qué los movimientos sociales son tan parecidos en todo el mundo y cómo y por qué se han convertido en una de las principales plataformas de acción política en todo el planeta?»(p.13).

Charles Tilly es cauteloso y evita caer en el determinismo tecnológico

En respuesta a esta cuestión, el autor plantea un problema metodológico fundamental: delimitar el concepto a estudiar y diferenciarlo de otros tipos de acciones contenciosas. Tilly establece su propia definición de movimientos sociales, que son el resultado de la síntesis de tres elementos: campañas referidas a un esfuerzo colectivo para lograr una serie de exigencias de las autoridades; repertorios, siendo estos la tipología de acciones que se realizan para alcanzar el objetivo; y demostraciones de valor, unidad, número y compromiso (WUNC en siglas inglesas). Esta cuestión supone el armazón teórico del libro. No obstante, más allá de los aspectos teóricos, Tilly considera fundamental constituir una perspectiva histórica para poder entender esta versión particular de contienda política.

Amparado en toda su producción previa y valiéndose de la revisión exhaustiva de las listas de movimientos contenciosos de los últimos doscientos cincuenta años, el autor establece el origen de este fenómeno entre 1750 y 1850, cuando la evolución y confluencia de los tres elementos anteriormente citados se coaligan y consiguen componer un movimiento social. De acuerdo a esta perspectiva histórica, Tilly propone innumerables tesis, no todas son igual de convincentes, pero sí interesantes y sugerentes. Una de las principales conclusiones es el carácter internacional que presentan los movimientos sociales, siendo esta una de sus cualidades primordiales. Un claro ejemplo de ello sería el abolicionismo en el siglo XIX en Europa y Estados Unidos o el nacimiento del sufragismo en el XX, cuyos protagonistas hacían uso de contactos con sus análogos extranjeros para dar respuestas de carácter globalizante.

Con relación a esta idea, y frente a la tendencia generalizada de destacar el papel de los medios de comunicación en el éxito de los movimientos sociales, Tilly defiende la cautela, evitando caer en el determinismo tecnológico. Pese a que la revolución tecnológica ha aumentado enormemente la velocidad de las comunicaciones, no ha favorecido necesariamente una mayor movilización y compromiso, generando además nuevos fenómenos, como la profesionalización de los movimientos sociales de la mano de nuevas organizaciones internacionales. Esta tesis la recoge Lesley J. Wood, que aplicándola al siglo XXI, actualiza los repertorios de esta obra hasta el año 2008.

Por último, uno de los aspectos más importantes que abarca el autor y que desemboca en el éxito de este fenómeno es el vínculo existente entre los movimientos sociales y la democracia. Esta relación no es directa, pues existen movimientos contrarios a esta forma de organización política. No obstante, la labor de los movimientos sociales en la generación de redes de confianza permite unir a diversos colectivos bajo causas comunes y favorece el acceso de un mayor número de personas a la acción política. Este hecho suscita el desarrollo de una sólida asociación entre los movimientos sociales y la democracia, que los investigadores han demostrado empíricamente a lo largo de la historia.

Charles Tilly señala que la revolución tecnológica no ha generado una mayor movilización social

Tilly concluye su libro proyectando todo este conocimiento hacia el futuro, mostrando sus miedos y esperanzas. Los horizontes que plantea no son los más halagüeños, pues no propone formas de actuación ni de hojas de ruta. Sin embargo, a través de esta visión premonitoria, el escritor permite ver la importancia y relevancia que ha tenido y sigue teniendo esta particular forma de acción política.

Esta obra, que por sus características podría considerarse como la culminación de toda la trayectoria intelectual de Tilly, se ha convertido en uno de los libros fundamentales a la hora de estudiar los movimientos sociales y su historia. No expone certezas absolutas ni cierra debates, sino que deja la puerta abierta para que otros recojan el testigo. Se podría criticar que su análisis se centre casi exclusivamente en el Occidente de Europa y Norteamérica y la publicación también puede considerarse aventurada a la hora de establecer sus propias definiciones para distintos conceptos.

Sin embargo, dejando de lado estas cuestiones, Tilly logra exponer y defender su propia metodología, mostrando la existencia de una interrelación entre la sociología y la Historia, la búsqueda de estructuras y la especificidad del suceso histórico y el uso de la construcción teórica y el rastreo de evidencias empíricas, siendo este el gran legado que nos deja el autor con esta obra.

Bibliografía:

  • TILLY, Charles. Los movimientos sociales, 1768-2008. Desde sus orígenes a Facebook (con Lesley J. Wood). Barcelona: Crítica, 2010.

Publicaciones Relacionadas

Compartir:

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn

Deja un comentario