Inicio Prehistoria La hibridación de los neandertales con los humanos modernos

La hibridación de los neandertales con los humanos modernos

En anteriores publicaciones, os hablamos sobre las características físicas que presentan los neandertales. Este antepasado humano es descubierto en el valle alemán de Neander en 1856. El Homo neanderthalensis comienza a habitar la Tierra hace unos 230.000 años y se extingue hace unos 40.000 años. En esta ocasión, os vamos a explicar cómo se produce la hibridación de los neandertales con los seres humanos modernos.

El Homo neanderthalensis hibridó con la especie Homo sapiens posterior, por lo que mantuvieron relaciones sexuales y descendencia. Los investigadores afirman que todos los humanos modernos, que no nacieron en el continente africano, poseen un pequeño porcentaje de ADN neandertal. Los expertos descifraron el genoma del Homo neanderthalensis en el año 2010. Por ahora, tan solo se ha conseguido secuenciar el ADN de unos 20 individuos de este antepasado humano.

Estas dos especies están separadas por entre 2 millones y 1,5 millones de letras de ADN distintas

Los científicos lograron este hito a partir del estudio de los restos óseos de varios individuos de esta especie, que habían sido hallados en diversos yacimientos de Europa del Este y de Europa Occidental. Así, los expertos descubrieron que el Homo neanderthalensis y el ser humano actual están separados por entre dos millones y 1,5 millones de letras de ADN distintas. Los investigadores dataron la separación de estas dos especies entre hace 750.000 y hace 550.000 años.

Los investigadores datan la separación entre el neandertal y el Homo sapiens entre hace 750.000 y hace 550.000 años.
Los investigadores datan la separación entre el neandertal y el Homo sapiens entre hace 750.000 y hace 550.000 años.

A través del descubrimiento del genoma de los neandertales se descubrió que había existido cierta hibridación de los neandertales con el ser humano de manera ocasional y regular entre el Homo neanderthalensis y el Homo sapiens. Por lo tanto, ambas especies habían mantenido relaciones sexuales y descendencia a lo largo de la historia. La primera hibridación entre los individuos de ambas especies se produjo hace unos 100.000 años.

Los investigadores descubrieron los restos óseos de un Homo sapiens primitivo en un yacimiento denominado Pestera cu Oase. El espacio está ubicado en el suroeste del estado de Rumanía. Este individuo presentaba entre un 6% y un 9% de ADN de Homo neanderthalensis. El resultado indica que un tatarabuelo de este antepasado humano era de la especie neandertal.

La primera hibridación de los neandertles con el ser humano se produce hace unos 100.000 años

Los investigadores también hallaron en el año 1999 el esqueleto completo de un niño de unos cuatro años de edad. Este individuo aparentemente poseía una combinación de rasgos del Homo neanderthalensis y de características del ser humano moderno. Este antepasado humano habitó en la Tierra hace unos 25.000 años.

Los restos óseos fueron encontrados por el paleoantropólogo portugués Joao Zilhao en el yacimiento de Lagar Velho, que está situado en la región de Leiria. Este espacio está ubicado en el estado de Portugal. Este descubrimiento podría demostrar la existencia de una hibridación entre el Homo neanderthalensis y el Homo sapiens. Ambas especies pudieron mantener relaciones sexuales entre ellas y crear descendencia.

El cuerpo del niño fallecido se encontraba depositado en una tumba junto a una serie de restos óseos, pertenecientes a varios ciervos y conejos primitivos, y junto a diversos collares fabricados con conchas. La localización de estos elementos decorativos hace pensar a los expertos que estos objetos fueron colocados en ese lugar de forma intencionada durante la celebración de un ritual o de una ofrenda funeraria.

Todos los seres humanos actuales, salvo los africanos, poseen un pequeño porcentaje de ADN neandertal

En el año 2010, el biólogo sueco, Svante Paabo, consiguió secuenciar completamente el genoma de la especie Homo neanderthalensis. Paabo observó que todos los seres humanos actuales, que no provengan del continente africano, poseen un pequeño porcentaje de ADN de este antepasado humano. Este porcentaje, que ronda el 2%, procede de la hibridación de los neandertales con el Homo sapiens.

Los científicos evidenciaron la existencia de un antepasado en común entre el ser humano moderno y el neandertal. Este individuo vivió en la Tierra hace unos 600.000 años. La diversidad genética entre ambas especies no era lo suficientemente grande como para impedir la fertilidad y la descendencia entre ambos homínidos.

La primera hibridación se produce en varias regiones del Levante mediterráneo.
La primera hibridación se produce en varias regiones del Levante mediterráneo.

Los investigadores han comprobado la existencia de diversos episodios de hibridación entre ambas especies. La primera hibridación de los neandertales se produjo en varias regiones del Levante mediterráneo, como en el Monte Carmelo israelí, y en algunas zonas de Siria, situadas en Oriente Próximo. Una comunidad de Homo neanderthalensis levantinos orientales mantuvieron relaciones sexuales y crearon descendencia con un grupo de Homo sapiens, que provenían del continente africano.

Estas hibridaciones sucedieron hace unos 100.000 años. Existió una segunda hibridación entre una comunidad de Homo neanderthalensis, que habitaba en el continente europeo, y un grupo de Homo sapiens, que había llegado a Europa Oriental procedente de África. Este encuentro sexual se produjo hace unos 60.000 años.

Esta hibridación provoca que el ser humano actual sea más propenso a padecer una serie de enfermedades

El aporte genético del ADN del Homo neanderthalensis en el ADN del ser humano actual tuvo una serie de consecuencias genéticas. El ser humano moderno obtuvo un mayor nivel de queratina en la piel, por lo que la piel humana logró una mejor adaptabilidad a los entorno no africanos en los que hacía un escaso sol. De este modo, la pigmentación del Homo sapiens se fue aclarando, con el fin de poder asimilar mejor la vitamina D. Gracias a esto, el ser humano moderno pudo sintetizar mejor esta vitamina.

La hibridación de ambas especies supone que el ser humano actual sea más propenso a sufrir diversas enfermedades, como la diabetes.
La hibridación de ambas especies supone que el ser humano actual sea más propenso a sufrir diversas enfermedades, como la diabetes.

Por culpa de la hibridación del Homo sapiens con el Homo neanderthalensis, el ser humano actual es más propenso a sufrir diversas enfermedades, como la diabetes, el lupus o la enfermedad de Crohn. Sin embargo, esta hibridación también ocasionó una respuesta más rápida del sistema inmunológico humano en contra de las enfermedades. Este hecho provocó una mejor lucha en contra de las infecciones, pero una peor defensa en contra de las alergias.

La mezcla genética de ambas especies también es muy beneficiosa para la supervivencia humano moderno

La hibridación de los neandertales y la mezcla genética del Homo sapiens con las especies europeas de Homo neanderthalensis también fue muy beneficiosa para el ser humano moderno, porque los individuos Homo sapiens carecían de las defensas necesarias para sobrevivir a los diversos agentes patógenos existentes en Europa. Por lo tanto, el contacto sexual entre ambas especies hizo posible que el Homo sapiens estuviera protegido de varias enfermedades que afectaban al territorio europeo.

Los científicos han descubierto que los seres humanos actuales sólo tenemos un pequeño porcentaje de ADN de individuos Homo neanderthalensis femeninos. Esto se debe al azar o a una incompatibilidad genética, ya que pudo existir algún problema en el cromosoma Y de ambas especies. Por lo tanto, este cromosoma del Homo neanderthalensis pudo ser rechazado por las mujeres Homo sapiens. Los varones recién nacidos podían ser estériles o las hembras podían sufrir abortos naturales en caso de tener un niño en su vientre.

Este estudio genético también ha permitido descubrir que el Homo neandertalensis vivía en grupos de población muy pequeños, en los que cada una de las comunidades de esta especie estaba bastante aislada entre sí. Hubo muy poco flujo genético entre unas poblaciones con otras. Este humano primitivo no llegó a tener nunca una población muy numerosa. Este antepasado humano poseía una diversidad genética muy baja y acabó extinguiéndose de la Tierra hace unos 40.000 años.

Bibliografía:

Querol, María Ángeles. De los primeros seres humanos / Ma. Angeles Querol . – 3a reimp. Madrid: Síntesis, D.L. 2011

Domínguez Rodrigo, Manuel. En el principio de la Humanidad / Manuel Domínguez- Rodrigo Madrid: Síntesis, D.L. 2018

Humphrey Louis & Stringer Chris. Our human story, Londres: National history museum. 2018.

2 COMENTARIOS

Escribe una respuesta

Most Popular

El nacimiento de los países del Tercer Mundo

La Historia Viva te trae en esta ocasión una nueva publicación, en la que explicamos cómo se fraguó el nacimiento de...

La hibridación de los neandertales con los humanos modernos

En anteriores publicaciones, os hablamos sobre las características físicas que presentan los neandertales. Este antepasado humano es descubierto en el valle...

El fracaso de Neville Chamberlain que inicia la Segunda Guerra Mundial

La firma del Pacto de Múnich en septiembre de 1938 transforma toda la política europea. La estrategia de apaciguamiento se refuerza...

El género literario de La Celestina

Descubre la causa de que la Celestina no se trate de una obra novelística ni teatral en este artículo.
A %d blogueros les gusta esto: